QUIENES SOMOS:

Zanzíbar Joyas nace como una nueva empresa española especializada en la distribución y comercialización on line de artículos de joyería y relojería de máxima calidad, a precios muy competitivos.

Para nosotros, como no podía ser de otra manera, la satisfacción del cliente es lo primero, por lo que siempre nuestra gama de productos, tanto para mujer como para hombre, es amplia y variada, ofreciendo cada temporada los artículos más novedosos. En nuestro amplio catálogo de artículos de joyería se encuentran, entre otros, anillos, pulseras, collares, gargantillas, colgantes, pendientes, y relojes, todos ellos fabricados en oro de primera calidad.

Zanzíbar Joyas trabaja con marcas que cumplen, de manera estricta, con la ley que regula y controla la fabricación de metales preciosos (oro y plata), la Ley 17/1985, de 1 de julio (desarrollada por el Real Decreto 197/1988, de 22 de febrero). Esta normativa obliga a que la certificación de la calidad de las joyas fabricadas se lleve a cabo mediante laboratorios oficiales o laboratorios autorizados de contraste. De este modo, nuestros fabricantes nos certifican la calidad de sus joyas a través de dichos laboratorios autorizados.

La calidad de un producto fabricado con metales preciosos (tanto de oro como de plata), viene determinada por la cantidad de metal precioso puro que la joya contiene en su aleación. Como consecuencia de que nuestras joyas disponen de los certificados a los que hemos hecho referencia más arriba, disponemos de la seguridad que dichos laboratorios autorizados nos ofrecen, de que las joyas de oro distribuidas y comercializadas por Zanzíbar Joyas son:

Ley 750 milésimas (equivalentes a 18 kilates) y Ley 375 milésimas (equivalentes a 9 kilates).

Gracias al control total de la cadena de valor de los artículos que comercializa (diseño y fabricación) y a la apuesta por la alta tecnología de sus proveedores, en Zanzíbar Joyas podemos ofrecer la máxima calidad en nuestros productos comercializados, a precios muy competitivos.

En el afán de un servicio más enfocado al cliente, en Zanzíbar Joyas contemplamos incluso la posibilidad de crear tu gargantilla o pulsera personalizada. Según sea tu look, podrás elegir un acabado u otro para seguir marcando tu personalidad. Además de la posibilidad de grabar nuestras joyas según tus indicaciones y sin coste adicional para el cliente.

Por otro lado, hemos de destacar que los relojes comercializados por Zanzíbar Joyas se encuentran fabricados con maquinaria suiza o japonesa de máxima fiabilidad y durabilidad, lo cual nos permite ofrecer un mayor plazo de garantía del artículo que muchas otras empresas en el sector.

Otra de las premisas de Zanzíbar Joyas, en orden a un servicio integral y orientado eminentemente al cliente, es mantener la agilidad en nuestras operaciones. Así, presumimos de poder disponer de la capacidad necesaria para responder en el menor tiempo y de la mejor forma posible a cualquier requerimiento de nuestros clientes.

Las joyas de oro distribuidas y comercializadas por Zanzíbar Joyas resultan ser la unión perfecta entre la tradición y la vanguardia, con una elección cuidadosamente seleccionada de artículos, lo cual posibilita la creación de diversas colecciones que satisfacen todas las necesidades y gustos de nuestros clientes.

En nuestra colección de artículos podrás encontrar diseños de toda la vida que perduran y perdurarán año tras año, manteniéndose vivo su buen gusto de madres a hijas, de abuelas a nietas… Es decir, diseños que no pasan de moda, diseños sencillos pero con todo el esplendor que ofrece por sí mismo el oro.

Oro blanco, amarillo y rosa…. porque el oro está de moda, es la tendencia de la temporada, además se lleva combinando diferentes estilos, tamaños y características. Los complementos ofrecidos en Zanzíbar Joyas son imprescindibles en moda y en tendencia: con una joya realzamos nuestra vestimenta.

La pasión del hombre por este metal precioso existe desde que los homínidos lo encontraron y ya existe información sobre él en jeroglíficos egipcios desde hace más de 5000 años. El oro y sus características “mágicas” de durabilidad y resistencia, así como el deslumbrante brillo, ha cautivado a los hombres de todas las civilizaciones y épocas a lo largo de la historia. Nuevos estudios científicos sitúan el origen del oro en el espacio, más concretamente de unos meteoritos que impactaron con nuestro planeta 200 millones de años después de su formación. De acuerdo con esta teoría, el bombardeo de los meteoritos con los metales preciosos provocó una agitación del manto de la Tierra que finalmente acabó provocando la aparición de depósitos de estos minerales.

Actualmente, debido a estos últimos años tan duros que hemos venido padeciendo en nuestro país y en gran parte del resto del mundo, este metal ha recuperado aún más su fuerza, el oro es dinero universal, un bien tangible que representa riqueza y protección financiera, otorgando una garantía como valor seguro, máxime ante el temor, como ya algunos expertos en economía vienen apuntando, sobre la crisis monetaria que, parece ser, se avecina a muy corto plazo.

Los expertos en inversión aconsejan que para constituir un patrimonio que aúne la rentabilidad y solidez necesaria, se debe invertir entre un 5 y un 10 por ciento del dinero disponible en oro. Consideran que, al margen de su valor como refugio, el oro ha empezado a ser rentable en los últimos cuatro años, aconsejando que utilicen el preciado metal como una inversión a medio y largo plazo.

Si bien esto es algo que también ha motivado la creación de la empresa Zanzíbar Joyas, no es menos cierto que nuestro amor por la alta joyería ha sido nuestro principal acicate, ya que toda la joyería desde que la misma existe, remontándonos a la antigüedad, definitivamente es creada para adornar a la mujer y complementar la imagen que siempre ha deseado. Sin embargo, no debe olvidarse que todo es bueno si se observa la debida moderación.

El oro es elegante, sutil y armonioso. Siéntete libre de experimentar y crear nuevas imágenes de tu persona, para ser siempre distinta, pero siendo elegante.

En conclusión, en Zanzíbar Joyas nos gusta lo que hacemos y por ello nos volcamos en la satisfacción de nuestros clientes, para que se sientan a gusto con sí mismos y con el artículo que adquieren.